Si hay algo en lo que todo el mundo está de acuerdo es en que la música que les gusta a los demás es mala. Y si hay algo en lo que todos estamos de acuerdo, salvo los adolescentes, es en que la música pop actual es horrible. Pero, ¿y si no es una cuestión de edad o nostalgia? ¿Y si la música actual es así de mala?

Scientific American muestra un estudio que ha profundizado en los cambios de la música pop durante la mitad del siglo pasado.

Joan Serra, experto en inteligencia artificial del IIIA-CSIC de Barcelona, y sus colegas examinaron tres aspectos de esas canciones: timbre (que influye en el color del sonido, en la textura o la calidad del tono), tono (básicamente afecta al contenido armónico de la pieza, incluyendo sus acordes, melodía y arreglos) y el volumen.

¿Qué ha sucedido desde 1955? La variedad del timbre ha descendido. Eso significa que las canciones se están volviendo más y más homogéneas. En otras palabras, ahora toda la música pop parece lo mismo. Como ejemplo, basta ver este vídeo parodiando las canciones pop:

El estudio también desvela que el número de acordes y diferentes melodías también ha descendido.

“Parece que los músicos de ahora se aventuran menos a moverse de un acorde o una nota a otra, en lugar de seguir la senda bien conocida a través de sus predecesores o contemporáneos”

Y la próxima vez que una persona mayor comente que tu música está demasiado alta, bueno, probablemente lo esté. La música ha ido ganando volumen, lo cual es un problema porque lo hace a expensas del rango dinámico, por lo que cuando una canción tiene mucho volumen no hay nada que resalte en su interior, restándole riqueza y profundidad, como se demuestra en este vídeo:

Además, los investigadores han descubierto que el volumen de la música grabada en estudio aumenta aproximadamente un decibelio cada ocho años.

La música de ahora ya no es como la de antes.

Fuente: Smithsonian | Foto: suran2007

Si te ha gustado, compártelo